Ansiedad | Terapeutica en Alza

Ansiedad

“La ansiedad es el vértigo de la libertad”.
Irrational Man. Woody Allen

Ansiedad

Hablar de ansiedad es similar a hablar de “alarma”, el cuerpo nos manda un mensaje, avisa de que hay un peligro. En muchas ocasiones es difícil interpretar esas señales, y eso genera una impotencia y angustia adicional a la propia ansiedad. Es complicado darse cuenta de estar pasando por una mala etapa hasta que el cuerpo obliga a parar.

Las exigencias de la sociedad son cada vez mayores para todas las personas, tener que ser mejores: trabajar, ir al gimnasio, mantener el hogar, la pasión con la pareja, la educación de los hijos, tener cultura, alcanzar la realización, luchar por una ideología, ser aceptado, reconocido, dejar una huella en el mundo y además de todo eso guardar tiempo para nosotros… nunca es suficiente.

Existen dos tipos de ansiedad, el primero llega cuando nos preparamos para conseguir objetivos (examen, reunión, comida familiar…), el tiempo y esfuerzo que invertimos, nos ayudan a afrontar la situación. Si se mantiene la tensión y no desaparece, surge el segundo, más grave y perjudicial. De forma imprevisible, aparecen síntomas somáticos como sudores, taquicardias, temblores, opresión o malestar torácico, sensación de ahogo o falta de aliento.

Muchas personas que sufren de ansiedad, suelen relatar momentos gobernados por el miedo, la pérdida de control, la preocupación a volverse locos… ya que hay un punto en el que todo se vuelve irracional o deja de tener sentido, dependiendo finalmente más del impulso que de la observación, la comprobación y la experiencia.

Diversas técnicas como la relajación, la hipnosis, pueden restablecer el control y la gestión emocional que se consideraban perdidas. Ayudando a ordenar la vivencia, y permitirá una nueva visión, un nuevo horizonte.

¿Hablamos?