Depresión

“Solo realizamos aquello que hemos imaginado haber realizado”
Roberto Aguado

Depresión

Tanto en depresión como en distimia, entendemos que se presenta un estado de ánimo muy bajo o incluso pésimo de manera continuada, desaparece la autoestima y se ha perdido el interés por las cosas que antes resultaban entretenidas. Las personas que padecen esta enfermedad son cada vez más numerosas, a menudo incomprendidas por su entorno y el sufrimiento es lo único que tienen en común, puesto que sus historias son completamente diferentes.

Es frecuente llegar a un punto en el que se pierde la esperanza, “todo se ve negro”. El peso que soportan los hombros se hace más cargante cada vez, a medida que aumenta la distancia de las cosas que daban placer. Todos somos susceptibles de caer en este pozo sin fondo. No es debilidad reconocer la tristeza, ni ser consciente de que podemos estar despojados, indefensos ante la vida.

A menudo las personas que sufren esta enfermedad, dicen no ser capaces de superar este estado, ni siquiera de afrontarlo. De la depresión se sale, por muy larga que sea la tormenta, el sol siempre vuelve a brillar. En terapia el objetivo es recuperar la pasión, hacerte sensible al placer y no solo al dolor. El uso de terapias de tercera generación y técnicas mindfulness son excepcionales para lograr un reconocimiento de tus estados internos como lo que son, una parte de ti que desea ser apreciada y mimada.

¿Hablamos?