¿Cómo se relacionan el coaching y la psicología?
5/5 - 2 voto[s]

Las abundantes ofertas sobre servicios que trabajan las emociones, las habilidades sociales y cómo afrontar los conflictos de manera exitosa hacen que nos preguntemos ¿realmente son distintos servicios? Ya que, en el coaching, las herramientas que enseña a nivel personal no distan de las que puede enseñar un psicólogo, que aún carga con la imagen social de quien soluciona únicamente problemas de gente mentalmente enferma.

En este artículo queremos aclarar esas dudas, señalando cuáles son las similitudes y diferencias entre estas profesiones. Además, explicaremos cómo las cualidades de un coach y los conocimientos en psicología sanitaria hacen sinergia en el servicio especializado que ofrecemos de coaching personal.

Similitudes entre coaching y psicología

Ambas son terapéuticas

La semejanza más importante y sobre la que ambas se fundamentan, es que son terapéuticas, entendiendo lo terapéutico como el camino hacia la curación y que, saliéndonos del concepto médico, en este caso mejoran el bienestar y amplían herramientas para afrontar el mundo. Si acudiendo a un coach o a un psicólogo alcanzas unos objetivos que disminuyen tu estrés y te hacen más eficaz ante las adversidades, tu salud personal y bienestar mejorará y, por lo tanto, son acciones terapéuticas.

La relación entre el profesional y tú es fundamental para avanzar

No importa qué tipo de trabajo necesites si no confías en el profesional que te atiende e incluso sientes que te pone en aprietos al presionarte demasiado o simplemente no escuchándote. Abandonar ese despacho es solo cuestión de tiempo. Y a la inversa, cuanto mejor se haya ganado tu confianza y demostrado su capacidad, más eficaz será el trabajo a realizar.

El trabajo lo dirige u orienta el profesional, pero el aprendizaje te lo llevas tú

Todo lo que trabajes en el despacho se transforma en cambios fuera del mismo. Lo normal al acudir a una consulta de estas características es que algo te falta para lograr lo que deseas, y el profesional cuenta con su propio bagaje para darte ese feedback que necesitas y ayudarte a colocar las ideas en su sitio. Pautas sobre liderazgo y motivación, autogestión emocional, saber salir de emociones tóxicas, entrenamiento en respiración… todo lo que se realiza durante las sesiones genera cambios internos que refuerzan los futuros cambios externos.

Diferencias entre coaching y psicología

La historia de la persona

En el coaching enfocado en aprendizaje por objetivos no es necesario profundizar en tu historia, aunque es cierto que, como hemos mencionado anteriormente, conocerse y transmitir confianza es importante.

Sin embargo, en una consulta de psicología el trabajo es más minucioso, ya que es importante contar con toda la información posible: emoción, conducta, pensamientos, relaciones familiares, sociales, estrategias ya intentadas, dificultades, virtudes… Siempre a un ritmo que sea cómodo para ti y además compruebes que esa información encaja tanto en el problema como en la solución de aquello que te trae a la consulta.

Los conocimientos importan

Aunque parezca que la psicología sanitaria solo incluye conocimientos sobre las patologías y sus tratamientos, la realidad es mucho más amplia, dependiendo siempre del profesional por supuesto. En Terapéutica en Alza nos interesa todo conocimiento que tenga relación con cómo ser humano y estar bien, acogiendo una gran variedad de enfoques que complementan nuestro trabajo, esto es, el Modelo Cognitivo-Conductual, la Escuela Estratégica, la Escuela Sistémica, el Psicoanálisis, la Terapia de Interacción Recíproca, EMDR, PNL…

Es decir, conocimientos sobre cómo funcionan tus conductas y como se relacionan con tus pensamientos y tus emociones, la importancia de tus relaciones personales y tu familia, el concepto de aprendizaje para hablar de tus miedos y encontrar su solución, el mundo neurológico del cerebro, la importancia de entender tu pasado… Todos encajan como un puzzle cuando ponemos como marco tu historia  y lo que te ocurre.

Número de sesiones

El coaching requiere de pocas sesiones, muy bien pensado cuando se trabajan objetivos muy concretos y a corto/medio plazo, pero no deja de estar incompleto.

Es cierto que la psicoterapia carga todavía con su propia historia, en la que para hacer terapia hacían falta años y años, pero nada más lejos de la realidad, contamos con suficientes avances científicos y métodos propios para acortar mucho este tiempo y, por lo tanto, no suponga tanto desgaste económico. Nuestra idea al respecto es que, si la terapia te quita otras necesidades fundamentales, pierde su efectividad terapéutica.

Ambos polos se nutren y hacen que los resultados sumen entre sí. Esta es la base para nuestro servicio de Coaching Personal, dedicado al autodescubrimiento, al conocimiento de tu propia evolución y a mejor adaptación del mundo que te rodea.

Además de pautar diferentes ejercicios y estrategias que ayudan a la mejora de tu bienestar, los conocimientos como psicólogos profesionales mencionados en el apartado anterior son un gran plus para adaptarnos a tu velocidad y tus necesidades. Somos conscientes de que aunque no sufras una enfermedad mental, hay terrenos de tu vida que cruzarlos puede suponer sentimientos incómodos y muy desagradables. Lo más importante sobre el trabajo del coach personal es que, en la consulta, el espacio de crecimiento es tuyo, y nosotros te escoltaremos emocionalmente hasta que llegues al futuro que deseas.

Diferenciamos el coaching personal de la psicoterapia en el motivo que te lleva a la consulta. No es necesario que haya síntomas o patologías para acudir, sino que las dudas trascendentales,  una sensación de estancamiento en tu vida o un deseo por comprender tus circunstancias es suficiente e incluso apropiado para llamar y concertar cita. Saber que puedes crecer emocionalmente, ampliar tus horizontes y solucionar tus propios acertijos personales te dará seguridad frente a un futuro que, a veces, es incierto.

1

¡Hola!
¿Podemos ayudarte?

*Para asegurar que tus datos son confidenciales
cumplimos estrictamente la ley de protección de datos.
La información que nos transmites es debidamente protegida.
Al continuar, aceptas la política de privacidad.