Tratamiento para la ansiedad en Zaragoza

Todos nos hemos encontrado ante una situación peligrosa o estresante que nos ha provocado sentimientos de pánico, ansiedad y miedo. Estos sentimientos son completamente naturales y por lo general no ocurren con frecuencia. Sin embargo, si tienes problemas de ansiedad, estas crisis ocurren con frecuencia y pueden atacar en cualquier momento, causando angustia, sensación de impotencia y pérdida de control.

Efectos y síntomas de la ansiedad

La ansiedad puede producir efectos secundarios como tensión constante y comportamiento evasivo, si no se atiende puede causar dificultades en tus relaciones, en el trabajo y en tu estado de ánimo. Si estas sufriendo estos efectos, ten en cuenta que no estás solo; la ansiedades una de las razones más comunes por las que las personas buscan terapia.

¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad?

Algunos de los síntomas de la ansiedad pueden ser los siguientes:

  • Inquietud
  • Sensación de pánico
  • Sentirse al límite
  • Irritabilidad
  • Impaciencia
  • Mareos
  • Somnolencia y cansancio
  • Latidos cardíacos irregulares (Palpitaciones)
  • Falta de aliento
  • Dificultad para dormir
  • Dolores de cabeza
  • Sudoración

“La ansiedad es el vértigo de la libertad”

Woody Allen

Irrational Man

¿Te sientes incómodo o nervioso? La ansiedad es la razón más común para buscar terapia

Señales para el tratamiento de la ansiedad

Hay varias señales que indican que puedes estar sufriendo un episodio de ansiedad y que te sería muy útil la ayuda de una terapia.

  • Ataques de pánico
  • Trastorno de Pánico
  • Preocupación general
  • Ansiedad social
  • Nerviosismo
  • Ansiedad de desempeño
  • Timidez
  • Ansiedad sexual
  • Ansiedad generalizada

Los terapeutas de Terapéutica en Alza están entrenados y tienen experiencia en el tratamiento de la ansiedad en sus diferentes presentaciones.

Afronta tu ansiedad hoy mismo

En Terapéutica en Alza, conocemos muy bien la ansiedad. Esto incluye la ansiedad generalizada (caracterizada por una preocupación excesiva, incontrolable e inespecífica), así como el trastorno de pánico, el TOC, las fobias y el estrés postraumático (en el que la ansiedad tiende a centrarse en un tema o evento específico). Estamos a tu disposición en el centro de Zaragoza muy cerca de ti. No dudes en contactar con nosotros y pregúntanos lo que necesites sin compromiso.

¿Cómo me ayuda mi terapeuta con mi ansiedad?

Tu terapeuta te ayudará a explorar las posibles causas y desencadenantes de tu ansiedad -incluyendo aquellas creadas por el empleo, las relaciones y las experiencias pasadas- y trabajará contigo para desarrollar estrategias de afrontamiento efectivas.

También pueden ayudar con un plan personalizado para lograr un cambio saludable y explorar técnicas y herramientas que te ayudarán a manejar situaciones estresantes en el futuro.

¿Cómo se realiza el seguimiento?

Tu terapeuta te ayudará a mantenerte al día con tus objetivos, proporcionándote apoyo emocional continuo e identificando cualquier barrera potencial para tu auto-mejoramiento.

¿Cómo es el tratamiento para la ansiedad?

Al adaptar el tratamiento a tus necesidades, los terapeutas suelen utilizar un enfoque específico, como la terapia cognitivo-conductual, o pueden combinar varias técnicas que se adaptan mejor a tus circunstancias.

¿Se utilizan medicamentos en la terapia para la ansiedad?

En algunos casos se pueden utilizar medicamentos (sujeto a las recomendaciones de tu médico de cabecera o psiquiatra, que podemos organizar en nuestras instalaciones).

¡Escríbenos!


Hablar de ansiedad es similar a hablar de “alarma”, el cuerpo nos manda un mensaje, avisa de que hay un peligro. En muchas ocasiones es difícil interpretar esas señales, y eso genera una impotencia y angustia adicional a la propia ansiedad. Es complicado darse cuenta de estar pasando por una mala etapa hasta que el cuerpo obliga a parar.

Las exigencias de la sociedad son cada vez mayores para todas las personas, tener que ser mejores: trabajar, ir al gimnasio, mantener el hogar, la pasión con la pareja, la educación de los hijos, tener cultura, alcanzar la realización, luchar por una ideología, ser aceptado, reconocido, dejar una huella en el mundo y además de todo eso guardar tiempo para nosotros… nunca es suficiente.

Existen dos tipos de ansiedad, el primero llega cuando nos preparamos para conseguir objetivos (examen, reunión, comida familiar…), el tiempo y esfuerzo que invertimos, nos ayudan a afrontar la situación. Si se mantiene la tensión y no desaparece, surge el segundo, más grave y perjudicial. De forma imprevisible, aparecen síntomas somáticos como sudores, taquicardias, temblores, opresión o malestar torácico, sensación de ahogo o falta de aliento.

Muchas personas que sufren de ansiedad, suelen relatar momentos gobernados por el miedo, la pérdida de control, la preocupación a volverse locos… ya que hay un punto en el que todo se vuelve irracional o deja de tener sentido, dependiendo finalmente más del impulso que de la observación, la comprobación y la experiencia.

Diversas técnicas como la relajación, la hipnosis, pueden restablecer el control y la gestión emocional que se consideraban perdidas. Ayudando a ordenar la vivencia, y permitirá una nueva visión, un nuevo horizonte.

1
×
¡Hola!
¿Podemos ayudarte?